- Publicidad -spot_imgspot_img

Finca La Torre presenta ‘el huevo frito perfecto’ con Aove Hojiblanca

No te pierdas...

Finca La Torre, referente en el sector oleícola, presenta en la capital su nueva cosecha de AOVE Hojiblanca. Lo hace de la mano de uno de los grandes clásicos de la gastronomía: un huevo frito. Elaborado por el chef madrileño Joaquín Felipe con la referencia estrella de la almazara malagueña, su particular versión de este hit español va acompañado de una flor de alcachofa y pan naan.

A lo largo de su historia reciente, Finca La Torre ha reunido un impresionante palmarés en el sector oleícola.

Para este plato, con el que rinde homenaje al aceite de oliva virgen extra, Felipe utiliza huevos de corral frescos y ecológicos —que una vez fritos tienen una clara crujiente (con puntillita) y una yema cremosa—, alcachofa –confitada a baja temperatura y con un golpe de fritura— y pan naan casero —elaborado a la plancha y para el que sustituye la mantequilla por aceite, además de los ingredientes convencionales: harina, levadura, yogur y sal—. El público madrileño podrá disfrutar de esta creación de Joaquín Felipe en su restaurante Atocha 107, que lo tendrá como plato especial en su carta hasta finales de febrero por 12 euros.

UN ACEITE CON HISTORIA

Ganadora de cinco premios Alimentos de España y con una exitosa trayectoria de 12 años, Finca la Torre tiene en el hojiblanca a la estrella de la gama de AOVES monovarietales de la almazara —hojiblanca, arbequina, picudo y cornicabra—. Es un aceite que presenta gran complejidad y armonía,características que marcan ladiferencia en muchos platos. Su aroma es frutado intenso, con recuerdos a hierba recién cortada, hoja de olivo y tomatera, mientras que en boca se percibe un ligero amargor a la entrada y un picor progresivo, persistente y equilibrado con toques de almendra verde, manzana y cáscara de plátano. Este oro líquido procede de aceitunas obtenidas de olivos de entre 100 y 130 años de antigüedad, cultivados según prácticas de agricultura ecológica y biodinámica con el objetivo de obtener el aceite más puro y de la mejor calidad posible.

Situada en Bobadilla, a quince minutos del centro de Antequera (Málaga), Finca La Torre cuenta con 380 hectáreas, entre pastos, pinares y olivares, compuestos estos últimos por un 50 % de olivos centenarios de la variedad hojiblanca y el 50 % restante por olivos nuevos de las variedades arbequina, picudo y cornicabra, de intensísimos aroma y sabor.

La trayectoria de Finca La Torre como productora de “oro líquido” se remonta a épocas romanas, como demuestran los restos encontrados en las inmediaciones de la finca, cuando los romanos la replantaron de olivos e instalaron el primer molino de piedra. En torno al año 1260, se construyó la torre vigía que le da nombre y que aún domina el paisaje sobre una de sus colinas. Los aceites de Finca La Torre son aceites de autor que llevan la firma del ingeniero agrónomo Víctor Pérez.

Desde que en 2011 se incorporara a la empresa, Víctor se autoimpuso, por pasión y convicción, el cometido de elaborar el mejor aceite de oliva virgen extra del mundo y conseguir lo que nadie antes ha logrado en el sector oleícola: mantener el mismo perfil organoléptico en todos los aceites que elabora campaña tras campaña. Para ello apostó por una filosofía de trabajo de respeto al medio ambiente y por una agricultura no solo ecológica –que implica ausencia de productos químicos y mínima intervención en los procesos– sino también biodinámica.  

P.V.P. AOVE Finca La Torre Hojiblanca Selección:

Botella de 500 ml: 18,15 €.

A la venta en tiendas gourmet especializadas y en la página web www.fincalatorre.com.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos posts

Más posts como este