- Publicidad -spot_imgspot_img

Kukla celebra la Navidad con menú especial, cajas regalo y tarjetas rasca

No te pierdas...

Aunque no deja de mirar hacia sus orígenes, Kukla es una ventana a la València más auténtica. Aquella que vive el barrio de El Carmen, en el centro histórico, y lo siente como si fuera su hogar. La casa de Ayelet y Ronen Reiss, los rostros y las manos tras Kukla desde el año 2019, quiere ser un espacio especial, generoso, cómodo y libre. Ambos trabajan por traer un pedazo de sus costumbres y su gastronomía hasta nuestra tierra, también durante la época de Navidad, en la que han planteado muchas novedades en forma de menús especiales y cajas de regalo para adquirir tanto en el local como en la nueva tienda de la web.

Su recetario, característico de Oriente Medio, va de la mano del hecho de compartir. Porque en Kukla, en la valenciana calle Palomino, 8, como manda la tradición, todo lo que se come se comparte. Por ello, sus menús son mezze: todo al centro y para degustar con amigos o familia. Menús como, por ejemplo, el que han preparado con mucho mimo para las fechas que se aproximan, con el objetivo de “presentar sabores desconocidos, pero muy típicos en épocas festivas”. En su carta navideña, que se puede disfrutar del 1 al 31 de diciembre, en grupos de mínimo 4 personas y con reserva previa, se distinguen platos nuevos como:

La sopa de remolacha con kibbe de boniato. El kibbe es uno de los alimentos más comunes en Oriente Medio. Con un ligero toque especiado, esta receta casera sustituye la carne picada original por el boniato.

El brûlée de berenjena y queso feta. Tras una primera capa crunchy, la crema de verduras más suave. Un plato ligero para completar el menú navideño.  

Brûlée de berenjena 

Y la basbusa, para endulzar la sobremesa, que se prepara con sémola bañada en almíbar y añadido de coco. Uno de los más populares en la zona mediterránea. 

Platos que tradicionalmente se comen con las manos, o con cubiertos, siempre a la elección del comensal, y que también pueden pedirse este mes de diciembre, al menos los más especiales, fuera del menú de Navidad. La puedes consultar tanto en formato digital como en papel en el mismo establecimiento. 

Además, el restaurante ha puesto en marcha estas navidades una dinámica para los clientes más fieles. Bajo el nombre de ‘Rasca y Gana’ by Kukla, y durante un tiempo concreto, los clientes recibirán, junto a su cuenta, una versión muy especial de la tarjeta sorpresa. En ella se esconden premios tan deliciosos como una tapa de falafel, un bote de tahini o, si nos queremos venir arriba, hasta una cena para dos personas. 

Una experiencia gastronómica, la de Kukla, que se puede saborear en casa gracias a las cajas de regalo con las que quieren que sorprendas a tus seres queridos durante la Navidad. “Es un obsequio diferente para la gente que le gusta aprender de otras culturas y probar nuevas formas de cocina”, expresan los propietarios. ¿En su interior? Un delicioso bote de tahini para preparar hummus y varias especias con las que cocinar y aderezar las recetas. Estas están a la venta en el propio restaurante (consulta aquí su disponibilidad) y en la nueva tienda online de Kukla (se recogen en el local), que quiere abrirte las puertas a su gastronomía para que la disfrutes dónde, cuándo y con quién quieras. 

Tienda en la que, en realidad, las cajas no son la única novedad, ya que las tarjetas de regalo también están disponibles para su compra. El funcionamiento es bien sencillo: el comprador escoge a la persona a la que quiere que se dirija el vale, selecciona el importe de este, y ¡sorpresa! Irá directo a la dirección de correo electrónico que se solicite. De esta manera, una vez esté en manos de su destinatario, podrá canjearse en el restaurante. Así de fácil y apetecible. 

Kukla siempre ha sido esa casa a la que volver. En la que se puede sentir el cobijo de su sala -auténtica y familiar-, mientras se juega con una cultura que resulta inspiradora. Sin embargo, Kukla no es solo narradora de sus raíces. Para Ayelet y Ronen, el presente es igual de importante que el pasado. Por eso no es extraño que, ahora, pasen página hacia un capítulo mucho más actual y sentido. Para expresar lo que experimentan en cada momento. En definitiva, lo que les mueve a seguir creciendo. Una forma de ser y de hacer las cosas que ya les valió un Solete Repsol en 2021 (revalidado en las últimas ediciones del certamen), además de un hueco en los anuarios de la Guía Hedonista de 2023 y 2024.

De cara al año que viene, el restaurante ha preparado varias acciones con las que quiere animar el calendario de eventos del público local y el foráneo. ¿La más cercana? La que llegará durante los primeros meses de 2024 y que estará enfocada en el catering de Kukla. Demostrando así que sus recetas se pueden transportar y probar allá donde vayas. 

Porque si en algo son expertos en Kukla, es en tejer la red de una ciudad que respira arte, literatura, música y gastronomía. Siempre con empatía y sentimiento. Promoviendo sus costumbres, también las nuestras, desde dentro y hacia fuera. Para configurar un espacio libre y donde todo el mundo sea bienvenido. Ahora, desde ese rincón tan exquisito, se contempla y se vive la València más auténtica. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos posts

Más posts como este